La Voz Dormida, de Dulce Chacón

Tras leer Las Tres Heridas, el siguiente libro que tenía en mente sobre la Guerra Civil Española era La Voz Dormida, de Dulce Chacón, sobre todo tras la gran acogida de su versión para el cine y de las muchas buenas reseñas en otros blogs. Y me uno a todas ellas.  Aunque debo admitir que al principio me sorprendió el estilo de narración usado por la autora, siempre en presente o en futuro simple, ya que es algo muy poco habitual en novelas que hacen una retrospectiva de nuestro pasado. Una vez habituada a ello, La Voz Dormida me ha parecido una novela brillante y conmovedora.

La Voz Dormida es un libro sobre mujeres a las que el final de la guerra sacudió aún más lo poco que quedaba en pie en sus vidas. Tomasa, Hortensia, Elvira y Reme están presas en la cárcel de las Ventas. Todas comparten una ideología contraria al bando nacional y ni las penosas condiciones de la prisión, ni lo mucho que extrañan a sus seres queridos, algunos ya desaparecidos o muertos, logran mermar en lo más mínimo sus creencias políticas. Por su parte, Pepita es una joven sumamente capaz que intenta seguir adelante con dos trabajos a la vez para lograr llevar comida a su hermana Hortensia, que además de presa está embarazada de ocho meses. Para Pepita, las ideologías que tanto defienden su hermana y su cuñado han destrozado su vida, su país y su mundo, pero su tesón y ganas de vivir la llevarán a enamorarse de un comunista y colaborar con la causa republicana aun sin pronunciarse.

Existen otros personajes secundarios, pero estas son las cinco mujeres que dan sentido a La Voz Dormida, pues son sus voces, algunas más apagadas, algunas más graves, otras más agudas, pero todas en sintonía, las que relatan la otra lucha que siguió a la guerra.  Y no fue otra lucha que sobrevivir para afrontar las pérdidas materiales y humanas y dejar testimonio, en silencio, de las atrocidades cometidas antes y después de la guerra.

Además, la autora ha evitado caer en los tópicos que este tipo de libros suelen translucir gracias al personaje de Pepita. Mientras que en novelas recientes como Las Tres Heridas o El Corazón Helado queda en evidencia una crítica al bando nacional y, por extensión, a la Dictadura de Franco, en La Voz Dormida este recurso fácil queda mitigado por las reflexiones que Pepita hace sobre la España de la posguerra. Un país, a su juicio, encaminado al ridículo y sin sentido común alguno debido a las ideologías de unos y otros. Y son esas reflexiones suyas las que quizás compartan las verdaderas voces dormidas que sobrevivieron a esa época.

9 comentarios en “La Voz Dormida, de Dulce Chacón”

  1. Es uno de mis libros de cabecera. Lo leí por primera vez hace como 6 o 7 años, y se me agarró tan dentro que desde entonces no pasa un año sin que vuelva a releerlo para no olvidar que nos podía haber tocado a cualquiera.
    Un beso

    Me gusta

  2. Como sabes leí este libro en noviembre y me encantó, me hizo llorar, reír, me emocionó y me llegó muy dentro, la película todavía no la he visto, pero tengo ganas. Qué gran libro y qué gran reseña, sigue así. Un abrazo.

    Me gusta

    1. Goi tu reseña fue una de las que me animó a leer el libro. Podemos ver la peli juntas si quieres, aunque yo hay veces que prefiero quedarme con el libro, sobre todo si me ha gustado tanto como éste. Nos vemos en nada, un abrazo

      Me gusta

  3. Inesina! Q grande eres! M leí st libro hace 4-5 años y m encantó! Pero ya no acordaba bien… Gracias x esta reseña q m ha refrescado prfctamnt varios pasajes dl libro! X cierto, sto dl blog es una idea buenísima e interesant. T sigo, eh! Un muxu!

    Me gusta

¡Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s