El Tango de la Guardia Vieja, de Arturo Pérez-Reverte

Me ha costado mucho más tiempo del que me había imaginado leer la nueva novela de Arturo Pérez-Reverte. Y eso que al final me ha gustado. Pero quizás por eso, porque he tenido que esperar hasta el final… Tras disfrutar de El Maestro de Esgrima y otros de Alatriste, este libro me ha recordado a La Tabla de Flandes, el cual, pese a entretenerme, tuve ganas de acabarlo desde el primer capítulo. Quizás sea esa sensación que producen algunas novelas cuando valoras su trama pero no acaban de atraparte. En el caso de El Tango de la Guardia Vieja, me han fascinado algunos capítulos y diálogos que llevan la firma inigualable de Pérez-Reverte, pero otros, siendo sincera, me han parecido interminables, a pesar de que sea una novela que va de menos a mucho más.

El Tango de la Guardia Vieja cuenta de manera simultánea el pasado y el presente de Max Costa y su apasionada relación con Mecha Inzunza. En el pasado, Max y Mecha se conocen en 1928 en un trasatlántico cuando Max, cuyo oficio es entretener a las acudaladas señoras de primera clase, saca a bailar a Mecha, que en ese momento es la joven esposa del aclamado compositor Armando de Troeye. Desde ese mismo instante, se crea un vínculo entre ellos que vence a los votos del matrimonio y marca su vida para siempre, a pesar de que sus destinos vayan por caminos distintos. En el presente, la trama del libro nos transporta a la década de los 60 en Sorrento, Italia. Max ha perdido su encanto, su hombría y su estatus social, pero no su orgullo. Mecha reaparece en su vida por un extraño ¨azar¨, cuando visita el sur de Italia con motivo del campeonato de ajedrez que su hijo Jorge Keller va a disputar contra un gran ajedrecista ruso en plena Guerra Fría.

A partir de ahí, la trama de la novela se complica como si de una partida de ajedrez se tratase y con la tensión y agudeza del más elegante de los tangos. De hecho, y conociendo sólo cómo se mueven las piezas en ajedrez, me ha dado la impresión de que la trama de El Tango de la Guardia Vieja transcurre con escenas lineales y simples que recuerdan a los movimientos del peón; otras más meditadas y complejas, en referencia al alfil; y otras determinantes para la vida de los protagonistas, como ocurre cuando el caballo entra en acción. Estas últimas escenas son especialmente brillantes y rebosan de diálogos tan intensos e ingeniosos que Max y Mecha parecen cobrar vida.

Sin embargo, como decía, en El Tango de la Guardia Vieja sobreabundan, a mi juicio, pasajes que se hacen tediosos, especialmente al principio, y que impiden enganchar con la trama. Asimismo, mientras el personaje de Mecha es magnífico, con una evolución lógica, acorde a los hitos fascinantes que suceden en su vida, en el caso de Max no me ha acabado de convencer cómo Pérez-Reverte resuelve la decadencia en la que acaba sumido el protagonista del libro. Se cuenta muy rápido, casi de pasada, como si no tuviera importancia. Es un recurso muy ¨reverteriano¨, pero en un libro en el que se mezcla tanto el esplendor y la caída del personaje protagonista, considero que la explicación debería ser algo más detallada.

Aún con todo, El Tango de la Guardia Vieja es un libro bien construido y mejor escrito. Y, aunque no sea lo más relevante, comienza con una de las citas más acertadas que he visto en mucho tiempo, porque anticipa perfectamente lo que nos vamos a encontrar:

 “Y sin embargo, una mujer como usted y un hombre como yo no coinciden a menudo sobre la tierra”. Joseph Conrad. Entre mareas

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , ,

4 pensamientos en “El Tango de la Guardia Vieja, de Arturo Pérez-Reverte

  1. […] la revista dominical XL Semanal, donde escribe bimensualmente, y que son, sin duda, junto a los de Pérez-Reverte, lo mejor de toda la publicación. Tras lo mucho que me ha gustado El Testigo Invisible, estoy […]

    Me gusta

  2. manuela 27/08/2013 en 8:22 pm Reply

    Este no lo he leído, me gusta mucho Arturo Pérez reverte, así que, lo pondré a la lista de espera.
    Gracias por tu reseña.

    Me gusta

  3. enbuscademrdarcy 16/04/2013 en 10:29 am Reply

    Hola Goi
    Espero que te lo leas para ver qué te parece a ti y poder compartir impresiones. Yo también estoy viendo que hay opiniones de todos los gustos sobre este libro.
    Un abrazo,

    Me gusta

  4. goizederlamariano 11/04/2013 en 10:56 am Reply

    De este autor he leído los dos primeros de Alatriste, La tabla de Flandes y El pintor de batallas, sin duda el que más me gustó. A este le tengo ganas, aunque estoy viendo opiniones muy variadas, tanto buenos como malas. Lo está leyendo mi suegra, cuando lo acabe se lo pediré a ver qué tal. Muchos besos. Magnífica reseña.

    Me gusta

¡Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: