El final del Ave Fénix, de Marta Querol

He devorado El final del Ave Fénix, la primera novela de la escritora Marta Querol. En tan sólo tres días he leído esta historia de la que no sabía nada cuando comencé ese prólogo tan conmovedor y que deja entrever que esta novela es especial. Tras tenerla en mi ebook desde hace muchos meses, el azar o el destino me llevó a adentrarme en un libro que me ha encantado y del que ya estoy deseando leer su segunda parte, Las guerras de Elena.

El final del Ave Fenix

Esta novela es la historia de una mujer, Elena Lamarc, que, como el Ave Fénix, renace una y otra vez de sus cenizas por muchos obstáculos que la vida le ponga por delante. Elena nace en la década de los 40 en una familia adinerada de Valencia, que vive al albor de una incipiente recuperación industrial tras la Guerra Civil Española. Pero, por muy bien que vayan los negocios, la familia de Elena está rota. Su padre es un mujeriego, que gasta lo que no tiene y se sirve de artimañas para engañar a toda la familia. Su madre, tras innumerables decepciones al ver que su marido ni la quiere ni la respeta, está desequilibrada y paga en Elena todo el rencor y frustración que le producen las continuas humillaciones de su esposo.

Así, Elena crece en un ambiente hostil, violento y todo lo contrario a la palabra “familiar”, con situaciones que pondrán su aguante al límite y que, al final, forjarán su carácter para convertirla en una mujer fuerte, decidida y tozuda. Una difícil combinación en un contexto social –la década de los 60 en España- marcada por los convencionalismos, por la concepción de que la mujer sólo sea ama de casa y la empresa y los negocios territorio de los hombres. Y es ahí donde entra Carlos Company, procedente de una familia venida a menos y con incontables tragedias a sus espaldas, que tratará de ganarse el corazón de Elena sin percatarse de que ella nunca será una mujer como la que los estereotipos de la época marcan. Por eso, su relación de amor será atípica y Carlos se sentirá intimidado y herido en su orgullo de hombre ante el desparpajo y la fortaleza con la que Elena hace frente a la vida.

Marta Querol escribe con un estilo limpio, directo, sin florituras. Esta historia te atrapa por esta manera de escribir tan depurada que fluye de capítulo en capítulo sin perder el ritmo. Pero, también, porque el personaje de Elena es soberbio. Hubo momentos que me costó estar de su parte, porque es tan racional y está tan obcecada en sí misma, que en ocasiones me frustraba su manera de ser. Pero quizás por esto, porque la autora no la dibuja como alguien perfecto, sino como una persona muy humana con sus virtudes y sus defectos, al final acabas admirándola.

En definitiva, una historia de las que dejan huella y unos personajes, no sólo Elena, muy bien construidos, cuya evolución y desarrollo te atrapa de principio a fin. 

17 comentarios en “El final del Ave Fénix, de Marta Querol”

¡Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s