Dies Irae, de César Pérez Gellida

Por segunda semana consecutiva, reseño la segunda (valga la redundancia) parte de una trilogía. Y al igual que me pasó con Las Guerras de Elena, continuación de El final del Ave Fénix, Dies Irae me ha gustado menos que su primera parte, Memento Mori. Y no es porque no cogiera este libro con ganas, todo lo contrario. Es que simplemente he necesitado avanzar mucho en su lectura, más allá de la mitad de la novela, para poder decir que he disfrutado de verdad este libro. Y es una pena, porque el final me ha parecido magnífico. Seguro que muchos discrepáis con mi opinión…

Dies Irae

 

Lo que hace original y única a la trilogía de “Versos, canciones y trocitos de carne” es que el asesino nos viene dado. No hay esa intriga por quién será, por qué lo hace y qué pasado esconde detrás. De Augusto Ledesma sabemos mucho desde el minuto uno en que nos adentramos en esta truculenta historia. 

Pero en Dies Irae (SPOILER) conocemos, sobre todo, cómo y cuándo se relacionó con Armando Lopetegui, más conocido como Carapocha y, también, que sus ansias de matar no han cesado, más bien se han incrementado. Por su parte, Carapocha ocupa muchas páginas de este libro, que nos llevan a la Guerra en la antigua Yugoslavia y a las calles de Belgrado. Aunque tarda en aparecer, Ramiro Sancho, el policía de esta novela negra, renace de su tormento tras lo acontecido en el final de Memento Mori y viajará a Trieste, en Italia, para seguir la pista de Augusto. (FIN SPOILER)

Dies Irae es una novela más pausada y con menos giros que Memento Mori. Se detiene en los detalles tanto históricos como psicológicos de los personajes y dibuja un cuadro muy completo de toda esta historia. En cierta manera, es como si la primera parte de este libro despejara muchas de las incógnitas que en Memento Mori quedan abiertas, mientras que la segunda parte es en la que, con todas las piezas preparadas, la trama se desarrolla sin dar tregua, con todos los giros que el lector ansía y con más de una sorpresa de las buenas.

Por todo lo anterior, es un libro que va de menos a más, a mucho más. No puedo decir que no me haya gustado, porque sigue pareciéndome que es una de las sagas negras más brillantes y originales que he leído nunca. Pero tras unos días de reposar su lectura, he llegado a la conclusión de que es como una transición hacia lo que me espera en Consummatum est, la tercera parte. Y contrastando con algunas personas que ya han leído toda la trilogía, parece que así es.

En resumen, que los pocos que aún no hayáis leído esta saga hacedlo ya. Merece la pena. Mucho. Y los que ya la hayáis terminado espero que me confirméis que no estoy equivocada y que lo mejor está por llegar ;).

15 comentarios en “Dies Irae, de César Pérez Gellida”

  1. Me pareció una novela más madura que la primera, más elaborada (el tema de los Balcanes es muy potente), aunque la primera es más trepidante.
    vas a flipar con la primera mitad de Consummatum… jijijij

    bessos!

    Me gusta

  2. He visto más comentarios en el sentido que esta segunda parte es la más floja de las tres. Y que la última parte, la que cierra la trilogia, la mejor. Pero claro, hay que leerse los tres libros (tendré que ponerme a ello)

    Gracias y besos!

    Me gusta

  3. Pasó por encima por la reseña porque solo he leído el primero y lo tengo esperando, pero veo que tu opinión coincide con la de la mayoría, a ver cuando me pongo
    Besos

    Me gusta

¡Muchas gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s