El Testigo Invisible, de Carmen Posadas

Por recomendación de una buena amiga y gran compañera de trabajo, El Testigo Invisible es mi primera lectura de 2014. Una novela histórica magnífica para comenzar este año y que os animo a leer encarecidamente, porque merece la pena de principio a fin. Además, se convierte en mi segunda lectura del Reto Novela Histórica (¡y ya sólo quedan 13!).

C_ElTestigoInvisible.indd

El Testigo Invisible cuenta los últimos años de la funesta vida de los zares de Rusia Nicolás y Alejandra y su cinco hijos, que fueron fusilados en julio de 1918 por los instigadores de la Revolución Rusa originada más de un año antes. Sobre este capítulo tan trascendente en la Historia se han escrito muchos libros y filmado otras tantas películas, pero para esta novela, su autora, Carmen Posadas, buscó otro enfoque que permitiera aportar un toque de originalidad. Y acertó de pleno otorgando la narración en primera persona a Leonid Sednev, quien fue primero deshollinador en el palacio Tsarskoye Selo, la residencia imperial situada a las afueras de San Petersburgo, y más tarde pinche de cocina en los últimos días de los Romanov en Tobolsk y Ekaterinburgo, cuando se convirtieron en presos de la Revolución, tras abdicar Nicolás. Continúa leyendo El Testigo Invisible, de Carmen Posadas

Lecturas de verano (II)

Nueva entrega de esta sección veraniega para todos aquellos que queráis aprovechar las vacaciones para retomar la lectura o disfrutar de un libro entretenido.

  • La Casa del Propósito Especial, de John Boyne. Maravillosa novela del autor de El Niño del Pijama a Rayas, que provoca más de una lágrima y que emociona como ninguna. Es la historia de un amor incondicional que tiene como telón de fondo la Revolución Rusa con unos personajes tan bien descritos que te llegan al alma. Muy en la línea de El Diario de Noa.
  • El Manuscrito de Hibernia, de M. P. Alonso Cabrillo. Se trata de la primera novela de una joven escritora que demuestra un gran talento en la descripción de paisajes y en la composición de escenas llenas de tensión. Cuenta cómo una joven viaja a Irlanda para visitar la tumba de su padre al que nunca conoció ni supo nada de él y cómo ese viaje se convierte en una sucesión de imprevistos que la llevan a vivir una fascinante aventura para preservar un gran secreto. Un libro ideal para leer en un tren, avión o autobús.
  • La Caída de los Gigantes, de Ken Follet. Es el primer libro de la trilogía con la que Follet quiere narrar los principales hechos históricos que sucedieron en el siglo XX. Un gran novelón para todo aquel que prefiera un único libro para sus vacaciones y que le llene muchos huecos de piscina o playa. Los personajes son magníficos, pero sobre todo es magnífica la manera en la que los hitos históricos se entrelazan con la trama. Aunque parezca el clásico bestseller, merece la pena.
  • Dime quién soy, de Julia Navarro. Es el único libro que me leído de esta escritora y debo decir que me gustó muchísimo, a pesar de que no me acabó de convencer como la historia iba al pasado y volvía al presente para narrar cómo una mujer desafió a los convencionalismos de su tiempo para defender a ultranza sus ideales comunistas en la Guerra Civil española y en la Segunda Guerra Mundial. Es una historia desgarradora, pero una vez que conoces a Amelia Garayoa, su protagonista, no puedes para de leer.
  • Contra el viento del norte, de Daniel Glattauer. Por mera casualidad, un hombre y una mujer comienzan a escribirse con regularidad por email a pesar de no conocerse ni saber nada de sus vidas, ni siquiera la edad. La ristra de emails es tan alta que lo que es un puro coqueteo cibernáutico se convierte en algo más. No hay narración ni diálogo, sólo el intercambio de emails entre sus protagonistas, por lo que es una novela a prueba de gustos. A mí me entretuvo.

Espero que esta nueva lista os ayude a elegir qué libro llevar en la maleta o en el ebook.

¡Felices vacaciones!